Cerave BLOG

Icon >

Tres motivos del enrojecimiento en la cara

Enrojecimiento en la cara

Sin duda, el enrojecimiento en la cara es una condición difícil de ocultar y afecta gravemente nuestro estado emocional. Y no sólo hablamos de un tema de autoestima, también nos referimos a la incomodidad, comezón o dolor que puede provocarnos. 

Simplemente imagina esa sensación cuando te ruborizas, en la que además de sentirte observada por el color de tu piel, también experimentas un calor intenso difícil de controlar. Imagínate ahora cargar con esa incomodidad todos los días, durante todo el tiempo. 

Los desencadenantes del enrojecimiento en el rostro son diversos, puede tratarse desde un rubor natural, una irritación momentánea o hasta una afección grave de la piel que comienza a manifestarse.

Mencionemos 3 motivos por los que puede enrojecerse el rostro. 

- Quemaduras. ¿A quién no le gustaría recostarse en la orilla del mar para obtener un bronceado espectacular? Desafortunadamente los rayos UV son altamente dañinos para la piel y una alta exposición al sol sin protección es una de las principales causas por las que la piel se enrojece al grado de provocarnos salpullidos y quemaduras. También podemos quemarnos con líquidos calientes, el fuego o cuando hacemos contacto con químicos agresivos con la piel como el ácido. 

- Afecciones cutáneas. Existen diferentes tipos de afecciones que provocan enrojecimiento en la piel. Podemos mencionar algunas como la dermatitis, rosácea, psoriasis, eczema, alergias, entre muchas otras. De tal forma que nuestra piel se vuelve más sensible y vulnerable a infecciones de mayor grado si no se cuidan correctamente. El enrojecimiento y la resequedad son las manifestaciones más comunes cuando se trata de una afección que apenas comienza a manifestarse.

Estrés. Si llevamos un estilo de vida complicado, pocas horas de descanso, una mala alimentación, lo que hacemos es exigirle mucho más al cuerpo de lo que puede dar, por ello caemos en estrés y ansiedad, el cual se manifiesta en el enrojecimiento del rostro al acelerarse nuestra presión arterial. 

En general, cuando hablamos del enrojecimiento de la piel, nos referimos a capas de la epidermis que se encuentran sensibles y debemos crear una barrera protectora para evitar que nuestra piel se reseque aún más hasta llegar a presentar lesiones severas. Para ello, te recomendamos utilizar después de tu limpieza una Loción Hidratante para prevenir y restaurar las capas de tu piel. La Loción Hidratante de CeraVe es una opción para pieles secas pues contiene niacinamida que ayuda a calmar la piel irritada, además su textura es muy suave y no obstruirá tus poros, con lo cual te sentirás súper hidratada durante todo el día. 

Recuerda que factores hormonales, el estilo de vida, la suciedad del ambiente y todo aquello a lo que estamos expuestos diariamente en el entorno, son detonantes para el enrojecimiento de la piel. Por lo que un cuidado básico diario es necesario a cualquier edad.